Para el que no sepa de que estoy hablando, que lo dudo, la Ruta 66 fue durante muchísimos años la arteria que conectaba el Este de Estados Unidos con el Oeste. Yo me identifico mucho con esta carretera tan misteriosa, enigmática y sedienta de compañía.

La Ruta 66 es para mí como la vida misma. Esta ruta conectó la ciudad de Chicago con la de Los Ángeles, en total 2.400 millas de recorrido por todo tipo de paisajes recónditos y todo tipo de gentes y costumbres. Si nos fijamos, la Ruta 66 no se aleja mucho del significado de la vida, porque la vida no es más que un ” largo ” trayecto entre dos puntos, entre los cuales hay todo tipo de novedades y sorpresas. Esperemos que a mí me queden muchas millas aún por pavimentar.
Alquiler de Autos en Miami (6)
La Ruta 66 si hablase nos dejaría con la boca abierta. Nos contaría Enlace Alquilar Autos Miami vivencias de las que nos contó Ridley Scott en Thelma & Louise, seguro que Brad Pitt echó un casquete en la Ruta y nos contaría todo con pelos y señales, con lujo de detalles nos contaría como era la familia Joad ( Las Uvas de la Ira ) fuera de escena y muchas cosas más.

Nunca me atrajo el megamundo estadounidense, pero la Alquiler de Autos en Miami 66 sí. No sé la razón, pero todas esas gasolineras andrajosas y esos moteles multifunción con su cartel de neón cuanto más grande mejor, siempre me han llamado la atención. Supongo que tengo alma de vaquero justiciero, burdo y altanero.

Me encantaría recorrerme la Route 66 con un Cadillac del 56 contigo, esperando que el viento nos despeinase, comiendo bocadillos recién horneados por el viejo dependiente irlandés que nos mira con desconfianza, durmiendo por turnos porque no hay un hotel hasta llegar a Hackberry, Arizona, riendonos de aquellos ciervos que lo hacen como si mañana se acabase el mundo. En fin, que cualquier compañía es buena para cruzarse la Route 66 de cabo a rabo. ¿ Te atreves ?.

Advertisements